Semblanza de un hospital I

, , Leave a comment

En memoria de Rafael Rodríguez Barrera

RAFAEL I

Manuel Campos III
Semblanza de un hospital I
30.sep.2015

Galeato: Dicho del prólogo o proemio de una obra: Que la defiende de los reparos y objeciones que se le han puesto o se le pueden poner. Así solia anteponer Azorín a algunas de sus obras.

Este texto, Semblanza de un hospital I y II, fue escrito y publicado por el Diario de Yucatán el 24 de agosto de 1974: a escasos 8 meses de haber terminado, este redactor, su especialidad en Dermatoleprología con el Profesor Latapí, Medicina Interna con el Profesor Zubirán, y Cardiología con el Profesor Ignacio Chávez, tres prohombres de la Medicina en México. De los tres traía yo, para Campeche, numerosos encargos.

Rafael Rodríguez Barrera y su hermano Ramón Rodríguez Barrera acogieron con benevolencia y confianza mis proyectos; se convertieron en verdaderos mecenas de la medicina en Campeche. Rindo tributo a su memoria. Recuerdo vivamente cuando, ya terminada la redacción de este artículo—previo envío al Diario de Yucatán para su publicación—acudí al hogar de Ramón. En la mesa del comedor de la casa solariega, con sendos cafés, la lectura del texto fue acompañada todo el tiempo, como caja de resonancia, por la sonrisa generosa y complaciente de Ramón, que nunca olvidaré. Me contagió sus esperanzas y también su seguridad en el proyecto. Casi me dijo: Dios y Audacia. Rafael, siempre atento, apoyó nuestras ideas genéticas, con hechos, primero el Hospital y después la Facultad de Medicina.

Este texto sirvió de base programática a la refundación del Hospital “Manuel Campos”. Plasmado en un claro organigrama, comenzó a desarrollarse. El inicio de actividades coincidió con la llegada a Campeche de otros especialistas, recién salidos de residencias médicas y quirúrgicas.

No ví egoísmo ni envidia en ninguno de los integrantes. Nobleza y gran espíritu de servicio fue el común denominador. Entendí que en los mejores equipos, la fuerza del médico no disminuye; cada uno brilla en su única e insustituible función. Y así, poco a poco, se fue organizando, para nuestra querida gente campechana, el fortalecimiento de un gran hospital. Esta es la historia de un viejo hospital que quiere seguir sirviendo a su gente.

SEMBLANZA
Un plan es un mapa del futuro. En la actual época en que vivimos, la falta de tiempo se ha vuelto un pretexto. Esto conduce a la fácil y peligrosa “virtud” de la comodidad llamada tibieza. El supuesto deseo del ahorro del tiempo impide la comunicación; la ausencia de ésta facultad hace ver superficialmente los sucesos, sin que nunca haya tiempo para detenerse a observar o para pensr. Nos regimos muchas veces por costumbres ancestrales, casi atávicas: pocas veces se obtiene el conocimiento real de situaciones que, sin discriminación alguna, criticamos.

El Hospital General de Campeche “Dr. Manuel Campos” fue creado para una imperiosa necesidad: la atención de la persona enferma. Grupos de médicos altruistas, con esmero y complacencia en el bien ajeno, lograron infundir vida al Hospital. Hubo varias épocas de oro; algunas, efímeras. Instituciones hospitalarias crecieron a su sombra y después, cuando se mudaron de casa, el Hospital se quedó triste, solo e indefenso. Vicisitudes circunstanciales perturbaron la función médico-administrativa. Así, luchando desesperadamente y favorecido por la fe de algunas gentes, nuestro Hospital ha seguido viviendo sus penurias, tal como lo contemplamos hoy.

SERVICIOS
En su actual sistema de planificación, iniciado hace 5 meses, el Hospital tiene el mismo cuerpo; sin embargo su fachada es más alegre; sus interiores se hallan pobldos de pacientes pero también de médicos. Se han estructurado los servicios fundamentales de un hospital general: Medicina Interna, Cirugía, Ginecoobstetricia y Pediatría. Cada departamento integra la atención médica en el nivel de urgencias, consulta externa y hospitalización.

Se está organizando el Departamento de Trabajo Social; el pago de la asistencia médica y hospitalaria se hace con apego estricto a la situación económica real de cada enfermo. El Departamento de Archivo Clínico almacena en forma sistematizada el expediente de cada paciente; se están elaborando formas impresas que permitan comparar la historia clínica y diversos parámetros de estudio de las personas. La actividad de los médicos, de las enfermeras, del personal administrativo y de intendencia, se han reglamentado cuidadosa y ordenadamente. Un manual de procedimientos, reglas e instrucciones está en vías de redacción. La Farmacia, una vez abastecida de medicamentos de buena calidad y bajo costo, pretende ofrecer servicio al público ls 24 horas del día. El Cuadro Básico de Medicamentos permitirá realizar una terapéutica racional y etiológica. Se creará un organismo supervisor que llevará a cabo un sistema de auditoria interna. Se está formulando una serie de acuerdos con otras dependencias oficiales interrelacionadas con el Hospital, con el objeto de no duplicar actividades y trabajar eficazmente en común acuerdo. Tales dependencias son: Dirección de Bienestar Social, Dirección General de Tránsito y Seguridad Pública, Departamento de Averiguaciones Previas, Ministerio Público Federal y Estatal, Secretaría de Salubridad y Asistencia, y otras más.

ENSEÑANZA
El Hospital ya está realizando un ambicioso programa de enseñanza de la Medicina a diversos estratos: médico pregraduados, pasantes en servicio social, médicos generalistas, enfermeras y auxiliares de enfermería. Se están planificando cursillos de divulgación médica sobre temas de interés para la comunidad. Están en proceso de formación: la bibliohemeroteca, la Sociedad Médica del Hospital General, la Sociedad de Salud Pública, la edición periódica de un boletín médico, y la agrupación de un comité de damas voluntarias con un sistema de tutoría familiar…

Aún más historias.-M.G. Campeche.

9156

 

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published