Salinas y Peña Nieto ¿vidas paralelas?

, , Leave a comment

La linterna mágica
Salinas y Peña Nieto, ¿vidas paralelas?
Manuel GRACIAN
03-02-2015

Hoy el Secretario de Gobernación de México, Miguel Ángel Osorio Chong dio posesión a Virgilio Andrade Martínez, como titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP): “Se pretende lograr gobiernos más transparentes, meta común de la SFP y contralores de todo el país”.

En 1990 en México, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) vio su primera luz en la cuna de un infortunado decreto presidencial de Carlos Salinas de Gortari. Para su desgracia, resultaba inconstitucional, por falta de facultades del Presidente para expedirlo. El abogado Gudiño Pelayo, de feliz memoria, demostró la inconstitucionalidad del decreto, en un ensayo titulado «Nota para el diagnóstico constitucional del decreto del 5 de junio de 1990, por el que se crea la Comisión Nacional de Derechos Humanos, y su reglamento interior” (Revista Jurídica Jaliciense, año 2, número 4, Guadalajara, Jal., 1992). Fue incluido posteriormente (1998) en el espléndido libro El Estado contra sí mismo, prologado por el Juventino Castro y Castro, también de feliz memoria.

¿Se intentaba formalizar la defensa real de los derechos humanos, al crear la CNDH?… Gudiño Pelayo sostuvo la teoría de que “la razón que llevó al presidente Salinas de Gortari a la decisión de crear la CNDH fue la de contrarrestar las fuertes y graves críticas internacionales que existían acerca de la situación que se estaba viviendo en México, y proyectar una imagen de sí mismo, como un Presidente estadista moderno”.

Actualmente, nadie duda de la grave perversión y amoralidad del gobierno federal de nuestro país. No pueden ser erradicadas por los mismos actores que las provocan. No es posible maquillar, camuflar ni difuminar la realidad. No obstante, la ingenuidad del presidente pretende, a través de la SFP, proyectar una gran imagen presidencial en una linterna mágica–¿lámpara de Aladino? Y, tambén, aparecer lujosas casas palaciegas para todo su gabinete, como por arte de magia, entre otras cosas banales…

México debe  ser un Estado democrático, de Derecho. Hasta ahora, parece comportase como el Estado Servil descrito por Belloc: las autoridades resguardan primordialmente los intereses del mundo aristocrático de empresarios opulentos, y de sus cercanos colaboradores políticos y amigos. Como consecuencia, México es un Estado ineficaz: Estado de fuerza, con democracia disminuida.

No cabe duda que si la linterna mágica materializara, en este siglo al virtuoso Plutarco, el de la Beocia occidental, incluiría en su obra clásica, Vidas Paralelas, al lado de los pares Pericles y Fabio Máximo, Alejandro y Julio César, Demóstenes y Cicerón, a nuestros célebres Carlos Salinas y Enrique Peña Nieto, dicho sea sin ánimo de ofender.- M.G., San Francisco de Campeche, Febrero, 2015.

 

9375

 

Leave a Reply

(*) Required, Your email will not be published